TODO DESCANSA EN LA SUPERFICIE
de Abel Santos (Ediciones Vitruvio, 2013)

 

El poeta Abel Santos vuelve a romper moldes con su propia forma de escribir poesía. Si en su anterior libro El lado opuesto al viento el elemento era el aire como símbolo de esperanza cuando no sé sabe que camino de tu vida has de tomar, en su nuevo libro la actitud es la sobriedad y el elemento es el agua. El autor trata temas actuales como la política, la religión, la literatura, las redes sociales, el amor, el desamor, la crisis nerviosa de nuestro mundo, y nos habla también de sus mitos haciendo referencias a Julio Cortázar, el cineasta David Lynch, o músicos de jazz como Louis Armstrong o Charlie Parker, y cantantes de la talla de Diego Vasallo o Leonard Cohen, haciendo uso de un tono narrativo, de estilo claro y afilado, urbano al mismo tiempo que lírico, con una sinceridad devastadora, lo que le convierte en una de las voces más valientes, personales e ntensas de la poesía española contemporánea.

 

 

 

MITOS DE POESÍA

No se han retirado.
No han pasado página.

En mi vulgar mochila de diario,

desgastados,
mortales,
contundentes,

20 poemas
del viejo Bukowski
acuden al duro trabajo conmigo
y cuentan
las horas
para el descanso,

como siempre.


Abel Santos. Todo descansa en la superficie

 

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Wix Google+ page

En Todo descansa sobre la superficie los poemas cimentan su condición singular en el coloquialismo, en el uso verbal de una delgada línea roja entre el verso y la prosa, que se tiende con aparente desaliño. Así consigue su viveza rítmica y ese flujo emotivo que conecta de inmediato con el lector. Poesía directa a la barbilla de una realidad que tiende al trapicheo; poesía que descubre y profundiza, hecha con las palabras justas para transmitir una emoción poética rastreable. Abel Santos lo sabe muy bien: “No hace falta sudar tinta para hacer poesía”

José Luis Morante. Poeta y crítico literario.

Todo descansa en la superficie 
refiere a una famosa sentencia de Leonard Cohen que ahora también da título (a modo de homenaje, reflejado así mismo en la cita inaugural) al nuevo poemario de Abel Santos. No es el primero de su producción ni será el último, pero sí supone un punto y aparte en la carrera del poeta tras un silencio reposado. Para él, vida y literatura transitan de la mano por callejuelas en penumbra de la urbe y del corazón.
Fernando López Guisado. Poeta y crítico literario.

 

Sorprende la libertad de expresión con la que es capaz de moverse, sin perder, en ningún momento, el lenguaje propio de la poesía, con giros inesperados y sentidos escondidos que a veces se nos escaparán en una primera lectura. Adentrarse en este libro supondrá, para el que lo decida, profundizar en la mente del poeta, navegar por sus inquietudes, sus preocupaciones y su vida, como hace el poema Defensa personal, donde la pelea de una pareja, desde la ventana de un sexto piso, da pie a una profunda reflexión sobre el yo poético y su pareja, desembocando en un final impactante.

David Minayo. Poeta.

 

Defensa personal, El boxeador, El encargado, por poner tres ejemplos, son poemas que hablan de ese ring que es la vida, pero con una mirada más amable, condescendiente y enfocada desde otra perspectiva, con una corta cuenta atrás que separa en dos el poemario, apuntando a vidas sencillas contadas en primera persona para dejar huella.

Vicente Llorente. Poeta y músico. Fragmento del prólogo del libro.

 

Poeta con la claridad del ángel. Todo descansa en la superficie nos muestra a un poeta moderno que busca en la cotidianidad una forma de exponer la soledad del hombre y su laberinto.

Pablo Méndez. Poeta y editor en Ediciones Vitruvio



 

PROFUNDIZANDO EN
TODO DESCANSA EN LA SUPERFICIE

OBRAS PUBLICADAS Y COLABORACIONES EN ANTOLOGÍAS

SIGUÉME EN

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • c-youtube

© 2013 ABEL SANTOS

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now